SOLSTICIO de Verano Nte / Invierno Sur 2021 por Cristina Laird

0
87

SOLSTICIO de Verano/Invierno 2021

El solsticio de junio llega el 21 de junio a las 03:32 UTC. En ese momento, el Sol está frente a la Constelación de Tauro (el Toro). Aproximadamente 1/2 día después , el 21 de junio alrededor de las 15:00 UTC , el Sol se mueve fuera de la constelación de Tauro y en la constelación de Géminis (los Gemelos).

Así que el Sol del Solsticio brilla muy cerca de la frontera Tauro-Géminis, para los Astrónomos que miran las constelaciones y el aparente paso del Sol por ellas.

Y, cuando decimos que el Sol está “en” tal o cual constelación, sólo queremos decir que el Sol aparece frente a esa constelación a lo largo de nuestra línea de visión desde la Tierra.

Para los Astrólogos el Sol entra en el signo de Cáncer. Como puede ser? Pues…

La diferencia entre los signos astrológicos y las constelaciones definidas por los astrónomos se debe a que los signos de Aries, Tauro, etc. – utilizados en Astrología – son bandas de 30° de ancho a lo largo de la Eclíptica, comenzando en la longitud 0°, que también se conoce como el Primer Punto de Aries. Las constelaciones son áreas del cielo estrellado, definidas desde 1930 por líneas. Ambos coincidieron, hace algo más de 2.000 años, cuando se definió el sistema de signos. Pero la “precesión” –el bamboleo del eje de giro de la Tierra a lo largo de un ciclo de 25.800 años– los ha hecho cada vez más divergentes. El movimiento del Sol es hacia el oeste. Por lo tanto, en relación con el telón de fondo de estrellas del zodiaco, el Sol en cada solsticio aparece un poco hacia el oeste del solsticio del año anterior. (EarthSky)

Hace treinta y dos años, en el año 1989, el Sol estaba frente a la constelación de Géminis el día del Solsticio de Junio. Estaba en el borde occidental de la constelación, casi en Tauro.Pero entonces el Sol se movió hacia el oeste … y en el año siguiente, 1990, el Sol brillaba frente a Tauro en el solsticio.

Hay 12 constelaciones del zodiaco. Y el ciclo dura 26.000 años. Así que es posible que veas que el Sol continuará brillando frente a la constelación de Tauro en el solsticio de Junio durante muchos, muchos años. No volverá a cruzar el límite de una constelación hasta el año 4609. Es entonces cuando el solsticio de Junio finalmente se moverá hacia la constelación de Aries el Carnero, teniendo en cuenta que estamos hablando de Constelaciones – NO signos astrológicos – del Zodiaco. Los signos son fijos en relación con los puntos del Solsticio y Equinoccio.

A simple vista podemos ver que la carta del momento exacto en el que el Sol entraba en Cáncer, un Gran Trígono y una Gran Cruz y en signos fijos. Como siempre preferimos guardarnos las buenas noticias para el final, comenzaremos con la Gran Cruz que envuelve la Cuadratura Urano-Saturno que nos acompaña todo el año y “activada” por la cuadratura Luna en Escorpio (que opone Urano y cuadra Saturno) y Marte en Leo ( que opone Saturno y cuadra Urano). La cuadratura Saturno-Urano nos confronta con el mandatorio encierro por la pandemia y nuestra rebelión en contra de tal restricciones. Saturno quien nos pone límites, lo hace desde Acuario, el grupo, la comunidad. Limitaciones grupales para proteger el grupo, nos desafían nuestra individualidad (Urano). El dilema de si es mejor pensar en lo que beneficia al grupo a costa de nuestra libertad individual, y viceversa. Lo que me parezca lógico y razonable para mi, puede no ser lo mejor para la comunidad. Estas disyuntivas son típicas de las cuadraturas. Pues en este momento tanto la Luna como Marte, están acentuando esta disyuntiva agregándole bastante ira (Marte) y emoción (Luna) al ya dificilísimo conflicto de intereses. Debo buscar lo que me beneficia a Mi o actuar más en concordancia con el grupo? Un verdadero dilema. No sólo estamos viviendo el tema de la salud sino que también financiero.
La cuadratura Saturno Urano, también nos muestra la necesidad de regularizar de alguna manera esta nueva libertad encontrada a raíz de la falta de trabajo y es allí donde Urano en Tauro (los ertes, las ayudas, el trabajo desde casa) también nos ha hecho reflexionar sobre la forma de ganar dinero sin tener que trabajar 50 o 40 horas a la semana. El encuentro entre estos dos planetas también nos ha beneficiado a muchos. El poder organizar nuestro propio trabajo, fuera de un sistema (9 a 5) de trabajo estresante, nos ha confrontado con la posibilidad de dar forma (Saturno en Acuario) a nuestra encontrada libertad y poder generar dinero de otra manera. Ha abierto un portal de posibilidades (los start-up, por ejemplo) de creatividad y apertura a nuevas posibilidades financieras. El que sólo se plantea la seguridad de un sueldo, es quien más sufre en estos momentos. Aquellos que han usado esta situación para “inventarse” nuevas fórmulas para poner comida sobre la mesa, un poco menos. La invención de Urano en un signo tan terrenal como Urano, además de las Bitcoins y el medioambiente, también se expresa en crear nuevos productos que la gente necesita y que puedan provocar un sueldo. Se requiere un dosis de coraje y fé para embarcarnos en proyectos nuevos y abandonar los viejos hábitos y acondicionamientos. Esta Gran Cruz, también nos confronta con nuestra sexualidad o la falta de ella. Las frustraciones que emanan de ello y también la necesidad de encontrar nuevas formas de canalizar esa fuerza vital que es nuestra sexualidad.

Afortunadamente tanto el Sol (iniciando un nuevo ciclo) como la Luna en su primer cuarto creciente) son parte de un Gran trígono en signos de Agua, bastante más considerados con el dolor ajeno y aunque nos empujen a actuar más emocionalmente que racionalmente, también nos sugieren el mirar más detenidamente la versión del otro que puede estar sufriendo más que YO. Este gran trígono que envuelve Júpiter en Piscis, nos permite sentir un poco más de Fé y Optimismo, y nos invita a vivir el AHORA, más que nunca. A mantenernos ocupados en vez de pre-ocupados. Ocuparme del HOY es más saludable que el Pre-Ocuparme de un mañana que todavía no ha llegado y no sé como será-. Júpiter, en su marcha retrógrada hacia Acuario donde volverá a entrar el 28 de Junio, hasta el 28 de Diciembre cuando volverá a entrar en Piscis, nos pide considerar el tema de nuestras creencias y la Fé. Sin Fé, es difícil vivir, la Fé es indispensable para continuar y obviamente no sólo en lo Divino, ni en los Dioses más conocidos, sino en lo que sea, en ti mismo, en la Naturaleza, en tu intuición, en lo que siempre te dice tu abuela, en tus sueños. Lo que sea. Obviamente si es en Cristo o Buda o Mahoma o en Afrodita o en Zeus, que tienes Fé, entonces tienes más bibliografía e imágenes con que inspirarte. Pero también podemos contar con la sabiduría de los ancestros, riqueza inigualable con la que podemos conectar desde lo más profundo de nuestra psique. El espíritu de plantas y animales como en el Shamanismo. Aquello que consideremos que está allí, para ayudarnos, para aguantarnos, para sostenernos cuando caemos, para inspirarnos a seguir, a lograr, a crear. El simplemente querer vivir la Totalidad de nuestro Ser, debería ser inspiración suficiente. “No puedo morir sin saber y experimentar Todo lo que puedo Ser”. Para eso he tomado forma, para eso he venido a este cuerpo. Todos estos son temas de Júpiter y Neptuno en Piscis, que en Abril 2022 se juntarán en una conjunción en el signo que rigen, por única vez en la vida de todos los que estamos vivos hoy sobre este planeta. Quizás el advenimiento de nuevos dioses y diosas será el resultado de una búsqueda de la verdadera Fé, a nivel colectivo. Como en la Astrología, la Religión nos ofrece arquetipos divinos para que nos encontremos en la parte más extraordinaria y positiva de nuestra naturaleza humana. Los dioses y las diosas nos evocan nuestra naturaleza divina y nos impulsan a funcionar desde lo más global de nuestra psique, donde el simple individuo es una gota en el océano, y nos ayudan a comprender que lo más importante es el Océano, del cual todos somos parte. Lo más maravilloso de este planeta azul es su propia Naturaleza, perfecta, entrelazada, autosuficiente y auto-sostenible. La Pachamama no nos necesita, pero nosotros sí le necesitamos. Aprendamos de ella y permitámonos funcionar desde lo colectivo, desde lo inter-sostenible, pero siempre con nuestra individualidad como referente.

Neptuno desde Piscis también forma un trígono a Venus en Cáncer, que al mismo tiempo recibe la oposición de Plutón, un momento muy oportuno para dejarnos llevar por nuestra imaginación e inspiración para poder transformar todo aquello que ya no cumple ninguna función en nuestro crecimiento. Magnífica oportunidad para transformar nuestras expectativas pre-concebidas de lo que las relaciones deben o no ser. Neptuno nos dice: “relájate y deja que pase”.

Por último, el comienzo de Cáncer, el segundo signo cardinal del Zodíaco, nos invita a Re-anudar a Re-comenzar, ayudados por nuestro pasado, para iniciar un nuevo ciclo, una nueva modalidad. La vida emerge del Agua. Para muchos Cáncer y la Casa 4, son el verdadero inicio del año y de la Vida.

Feliz Solsticio de Verano/Invierno, estés donde estés.

EL mensaje es: CONFÍA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here