La digestión

0
424

Al nutrirnos, la comida se desbarata una vez que entra a la boca, se mezcla adecuadamente y es transformada químicamente en moléculas cada vez mas simples para así poder ser absorbidas y tranformadas en energía o utilizadas para satisfacer todas las exigencias fisiológicas de nuestros cuerpo.

Para mantener el equilibrio saludable se aconseja un estilo de vida adecuado, comenzando por el hábito de integrar momentos de relajación para calmar las tensiones que son comunmente relacionadas con enfermedades gástricas, por ello se recomienda:

Prácticar actividades deportivas: Al activar nuestro metabolismo reducen los niveles de estrés, al elevar la secreción de hormonas de felicidad teniendo pensamientos mas lúcidos, reaccionando menos al exterior.

Levantarse de la mesa satisfecho, no lleno: La moderación es un principio básico, cuando sobrecargamos el sistema digestivo se altera el metabolismo. Con los años esta pésima costumbre se traduce en gastritis, dispepsia, colitis, sobrecarga metabólica, aceleración del envejecimiento, entre otras. La mejor opción es medir tus porciones.

Ingerir abundante agua entre comidas: El agua es el primer alimento, es necesaria para las funciones metabólicas, de reproducción, crecimiento, purificación, movimiento, respiración, excreción. Además su función es solvente, el agua es un medio de transporte y un estabilizador térmico del organismo. La limpieza del medio interno, se realiza a través del intercambio del agua, si este es pobre o nulo el terreno orgánico se irá ensuciando, se empantarara y luego se endurecerá. Las personas ue sufren ulceras. digestiones pesadas, estreñimiento se verán muy beneficiadas si consumen abundante agua.

Consumir los alimentos lo mas natural e integral posible: lo mejor es comer los alimentos tal como la naturaleza lo ofrece, las frutas, verduras y semillas.

Recordemos que cuidar de nuestro cuerpo es el primer paso para tener una mente lúcida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here